Salvador, el niño ciego que juega al polo

Salvador tiene 10 años y es ciego desde los cuatro. Sin embargo, eso no le impide jugar al polo todos los días. Además, tiene otra pasión: River Plate.